CompuNetsi - Foro Peruano

Hola Invitad@. Para tener acceso a todo el contenido del Foro CompuNetsi te invitamos a Registrarte. Es Fácil.



11 Tips para ligar (enamorar) si eres Feo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default 11 Tips para ligar (enamorar) si eres Feo.

Mensaje por dragondark el Lun Oct 10, 2016 11:59 am

Encontré estos tips que a mi parecer funcionarán perfectamente a ustedes mi amigos del Foro. Importante ir paso por paso Embarassed



1. HACIENDO AMIGOS
Uno de los ejercicios para aprender a romper el hielo es salir a la calle y tratar de entablar conversaciones, tanto con hombres como con mujeres. Existe una barrera social que nos impide hablar con desconocidos. Pero la gente no muerde, así que no hay ninguna razón para no hacerlo. Esta técnica te ayudará a superar la timidez y el miedo a relacionarte. Una vez dominada la estrategia del acercamiento, podrás emplearla para otros propósitos menos inocentes...
Eso sí, en esta primera etapa, queda terminantemente prohibido ligar. Cuando uno intenta flirtear suele estar tenso, y eso se nota. Lo básico en esta fase es aprender a hablar con todo el mundo. Céntrate en ello.

2. ROMPIENDO EL HIELO

Pongamos que hay una chica que te gusta y con la que has usado tu recién adquirida técnica para acercarte a ella. No te relajes: todavía te queda hacer lo más difícil. Intenta que la conversación sea graciosa (sin pasarte) y que ella participe (así sabrás si te sigue el rollo o no). Lo mejor es explicar anécdotas cortas que le den la oportunidad de responder, o hablar de generalidades sobre las que ella pueda dar su opinión. Prueba, por ejemplo, con frases del tipo "aquí la gente es más fría que en otras partes del mundo; pero se vuelve muy abierta cuando la conoces". Seguro que ella tiene una teoría sobre el tema y, si entra al trapo, tenéis conversación para un buen rato.

3. OLVÍDATE DE...

Invitarla a copas es suplicarle que te preste atención. Resulta patético. Es algo que un hombre de verdad nunca haría (es una opinión, ¡eh!). También suspenden los que leen los subtítulos en vez de atender a la película. Es decir, los que deslizan su mirada hacia el escote o las piernas en lugar de mantenerla fija en el rostro de su acompañante.

4. LA POSTURA DEL GANADOR

Por instinto, las mujeres eligen al macho alfa de la manada; y, en el reino animal, cuando un mamífero consigue este preciado título, su lenguaje corporal se transforma. Por eso, el plan consiste en presentarte a ti mismo como el elegido. Hay que adoptar una postura dominante, pero sin chulerías gratuitas. Usa la mirada para atraparla. Babear no es sexy. Los hombres deberíamos dejar de estar pendientes del "¿qué tengo que hacer ahora para acostarme con ella?", porque las mujeres lo notan. Resulta mucho más efectiva una mirada masculina y directa, pero nunca suplicante.

5. ENTRANDO EN PISTA

Ahora que lleváis un rato hablando, puedes atreverte a 'invadir' su espacio personal, pero siempre con elegancia. Evita los besos de saludo, porque, aunque tratemos de disimularlo, se notará mucho que intentamos acercarnos a ella. Mejor aprovecha un momento en el que ría para apoyar suavemente tu mano en su hombro. Es lo que los psicólogos llaman "anclaje". Cuando ella ríe, se siente a gusto y entonces asocia esa sensación placentera con el contacto físico. De todos modos, no te pases: este primer roce no debería durar más que unos segundos.

6. CONTAR ANÉCDOTAS

Si la improvisación no es tu fuerte, intentar mantener una conversación animada puede convertirse en una auténtica tortura. Por eso cúbrete las espaldas preparándote una chuleta con unas 70 anécdotas. Evidentemente, además de la cantidad, también importa (y mucho) la calidad. Las anécdotas tienen que ser divertidas, y hay que saber explicarlas. No te canses de ensayar y procura introducir pequeñas pausas para que ella pueda intervenir. Cuando hable (¡eureka!), mírala fijamente para dejarle claro que te gusta. Si se ruboriza, buena señal.

7. METERSE CON ELLA

No te cortes y dale un poco de caña. Métete con ella, pínchala, provócala. La idea es descubrir si entra en el juego. Da una de cal y otra de arena, un ejemplo: tú le dices, "me recuerdas a alguien". Ella, evidentemente, no podrá aguantar la curiosidad y te preguntará a quién. "A mi amiga Mónica, es una chica increíble. Tiene un magnetismo especial. Cuando entra en un bar, nadie puede dejar de mirarla porque es preciosa", respondes. Y ahora llega el momento de la de cal: "Te pareces a ella, pero no físicamente, claro", sueltas. Si se hace la ofendida, está en el bote.

8. PON LAS CARTAS BOCA ARRIBA

La conversación es fluida y las miradas cada vez más cómplices. La química está haciendo bien su trabajo. Ha llegado el momento de dar un paso más. Deja caer un pregunta "envenenada": "¿tú crees que la sinceridad es algo bueno o malo?" Obviamente, ella te dirá que bueno. Respóndele con un aliviado: "uff, menos mal, porque tengo que decirte algo: me encanta tu mirada" (o tus labios o cualquier cosa que destaque de su físico). Al haber introducido antes el tema de la sinceridad, ella sabrá que hablas muy en serio. Eso sí, ten en cuenta que este halago tan directo supondrá un pequeño bache en ese "buen rollo" que lleváis. Seguramente, ella se sentirá un poco cortada. Rescátala de esa situación tan incómoda pasando rápidamente a otra anécdota.

9. EL ROCE (YA LO SABES) HACE EL CARIÑO

El ambiente se ha ido caldeando poco a poco, y el lenguaje corporal tiene que asumir más protagonismo. Tiéndele la mano para que ella tenga la posibilidad de ofrecerte la suya. Un gesto relativamente inofensivo que te indicará si está preparada. También puedes probar a recorrer el óvalo de su cara con las yemas de los dedos, o a apartarle cariñosamente el flequillo de la cara. Este tipo de roces suelen activar los procesos sexuales femeninos, que necesitan una estimulación progresiva.
Procura no asustarla: para no tensar demasiado la cuerda, lo mejor es probar a hacerlo cuando estéis hablando de un tema completamente neutro (no, no se trata de alabar las bondades del queso suizo). Su respuesta corporal te servirá para saber si te acepta o si, por el contrario, te rechaza.

10. PREPARANDO EL BESO

Fija tu vista en su boca, como si fueras a besarla, y después apártate de ella con un tímido "no, no". Al cabo de un rato, actúa como si sus labios te estuvieran llamando: repite el gesto y recrimínaselo cariñosamente con un "oye, para ya". Sin ser vulgar, le estarás mostrando tu deseo y la atracción que sientes (y, al mismo tiempo, la estarás excitando).

11. HORA DE JUNTAR LOS LABIOS

Tras algunas intentonas voluntariamente fallidas, llega el momento de la verdad. Puedes acariciar con la yema de los dedos tu objetivo, pero ten claro que no vas a darle un morreo de película. Si no quieres saturar sus circuitos, conténtate con un entrante. Inmediatamente después, apártate de ella, cógele la mano y continúa hablando como si nada hubiera ocurrido. Cuando te decidas a repetir, sí que tendrás vía libre para darle un beso de los que hacen historia. Es un juego. Una especie de tira y afloja. Si lo haces bien, al final será ella la que se te acabe tirando al cuello.

Fuente: http://www.menshealth.es/sexo/seduccion/articulo/Escuela-de-ligar-para-feos
avatar
dragondark
¤CNPT-Activo¤
¤CNPT-Activo¤

Mensajes : 67
Puntos : 119
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 20/09/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.